From linear to circular economy

Este esquema se inspira en un diagrama publicado por la página web de la Fundación Ellen MacArthur que tiene como objetivo acelerar la transición hacia una economía circular, y donde están disponibles informaciones sobre el tema.

Los procedimientos de la reutilización parecen pertenecer a menudo a la lógica de la economía circular. ¿Pero qué es lo que eso significa exactamente y en qué se diferencia la economía circular de la clásica economía linear? El hecho de plantearse esa pregunta, puede que la conteste en parte. En efecto, el actual modelo económico linear prioriza la extracción de materias primas, la fabricación y la venta de productos que se utilizarán para luego ser tirados. En el contexto de la escasez de materias primas y de profunda crisis ecológica, la economía circular intenta por su lado un enfoque y una gestión más sostenible de los recursos naturales, alargando la vida útil de los productos, reduciendo los desechos y reintroduciendo los recursos consumidos en el ciclo de producción. Es importante destacar que este procedimiento, aunque suele ir acompañado de una voluntad de justicia climática y social, no pone en duda la idea de crecimiento, sino que intenta desacoplar el crecimiento económico del consumo de recursos naturales.

La economía circular ha sido objeto de dos planes de acción a nivel europeo, el del 2015 y su sucesor en el 2020, consecutivo al Pacto Verde Europeo. Estos planes han sido transcritos a los diferentes niveles nacionales.

En España el gobierno acaba de aprobar (más información aquí), la Estrategia Española de Economía Circular, España Circular 2030, que presenta una serie de objetivos en ese ámbito alineándose con los objetivos europeos. En las páginas 8 y 9 podemos encontrar, con la voluntad de «una transición justa y solidaria hacia un nuevo modelo», lo que podría ser la definición de la economía circular:

« (…) se acuña el término de economía circular, concebida a partir de un ciclo de desarrollo y transformación, que avanza optimizando el uso de los recursos, fomentando la eficiencia de los sistemas productivos, promoviendo que productos, materiales y recursos permanezcan activos el mayor tiempo posible, y, paralelamente, disminuyendo la cuantía de los residuos generados. »

Ver sobre este tema la página web del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Por su lado, el Gobierno Vasco publicó recientemente la Estrategia de Economía Circular de Euskadi 2030. En las páginas 8 y 9, podemos encontrar también una definición de la economía circular y de sus principios:

«En el nuevo modelo circular el ciclo de vida de los productos y materiales se mantiene durante el mayor tiempo posible; los residuos se reducen al mínimo; y los recursos se reintroducen repetidamente en el ciclo productivo creando valor cuando los bienes llegan al final de su vida útil. Supone pasar del «extraer, producir, usar y tirar» al «reducir, reutilizar y reciclar». En una economía circular la prevención y la reutilización son las palabras clave».

Por último, el concepto de economía circular aparece en el Código de medio ambiente francés en el 2015 (Article L110-1-1), ha sido el objecto de varias leyes y de una hoja de ruta publicada en el 2018 que presenta medidas concretas sobre este tema.

Re-use and employment

Como hemos visto aquí, la economía circular parece mostrar un gran potencial en cuanto a creación de empleo, ¿pero qué pasa concretamente con las prácticas de la reutilización?

Un informe publicado en 2015 por la organización europea RREUSE, representando a diferentes empresas sociales activas en la economía circular, la reutilización, la reparación o el reciclaje, basándose principalmente en datos americanos, señala que la reutilización proporciona muchos más empleos que el reciclaje y pone en evidencia la falta de apoyo político que recibe. El potencial de creación de empleo parece estar ligado a la jerarquía en el tratamiento de residuos preconizado por Europa y que se podría resumir según la regla de las 3R: reducir, reutilizar, reciclar.

He aquí una comparación, extraída del informe de RREUSE de los equivalentes a tiempo completo (ETC) potencialmente creados por el tipo de revalorización y por 10 000 t tratadas:

  • Incineración : 1 ETC
  • Deposito en vertedero: 6 ETC
  • Reciclaje : 36 ETC
  • Restauración/Reutilización : 296 ETC

Además de las cifras, es importante recalcar el aumento de número de empleos dependiendo del tipo de valorización.

Se puede ver este artículo de Residuos Profesional sobre la publicación de RREUSE.

Circular economy and employment

Parece importante privilegiar una economía circular desde el punto de vista medioambiental, pero ¿cuál sería el impacto en términos de empleo? Aunque sea difícil facilitar cifras precisas, a priori, cuando nos interesamos a una práctica particular como la reutilización de materiales de construcción, todo parece indicar un fuerte potencial de creación de empleo.

En 2015 en el Reino Unido, el WRAP (The Waste & Ressources Action Programme) publicó un informe poniendo en evidencia la creación de empleo ligada a la economía circular. En Europa, más de 3,4 millones de personas forman parte de la población activa que trabaja en este ámbito y el desarrollo de la economía circular podría contribuir en 2030, a la creación de 1,2 a 3 millones de empleos brutos, así como a una disminución de 255 000 a 520 000 del número de personas en paro (estos datos representan los empleos netos creados).

Un desarrollo semejante al que conocemos actualmente conduciría así en 2030 a la creación de 135 000 empleos brutos en Francia, 81 000 en España y 19 000 en Bélgica. Nuevas medidas podrían aumentar significativamente estas cifras.

Un estudio del 2015 sobre los beneficios de la economía circular realizado por el Club de Roma a partir de bases de datos que se remontan al 2009, combinándolos con diferentes escenarios de acción (sobre energías renovables, la eficiencia energética, la utilización de materias recicladas o la extensión de la vida útil de los bienes) estimaba para 2030, una creación neta de más de 500 000 empleos en Francia y de más de 400 000 empleos en España!

Paris Agreement and European Green Deal

Schéma de présentation du pacte vert – 11 December 2019 – European Commission (Source)

El acuerdo de París sobre el cambio climático adoptado en 2015 durante la COP21, preveía la reducción de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero con el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de los 2°C respecto a los niveles preindustriales de aquí a 2100. Mas allá de su aspecto poco restrictivo, ¿que representa este acuerdo para el sector de la construcción y para la reutilización en particular?

Los objetivos definidos y las medidas concretas puestas en marcha por los diferentes firmantes varían de un país a otro. El pacto verde Europeo presentado en diciembre de 2019, inscrito bajo la línea del acuerdo de parís prevé la creación de empleo y un plan de acción para la economía circular, así como medidas dirigidas específicamente a algunos sectores como el de la construcción y la idea de un “pasaporte electrónico” de los productos que facilite por ejemplo información sobre su origen, las posibilidades para la reparación o el desmontaje…

«La transición brinda la oportunidad de expandir la actividad económica sostenible e intensiva en creación de empleo.»

«(…) un nuevo plan de acción de la economía circular ayudará a modernizar la economía de la Unión y a aprovechar las oportunidades de la economía circular, tanto dentro de la UE como a nivel internacional.»

«El plan de acción dará prioridad a la reducción y reutilización de los materiales antes de su reciclado.»

Extractos de la comunicación de la Comisión Europea sobre el Pacto Verde Europeo.